martes, 21 de octubre de 2008

TE INVENTO SI TE PIENSO OLVIDANDO

Un poder de encantamiento                 
una luz concreta en el horizonte estrellado
una ráfaga de estrellas, un altercado
un corazón prófugo en naufragio
una sensación íntima en el aire
una mano rota en la cabeza
jugando con mechones de su pelo,
un susurro suyo, un alma compleja
una moraleja sin sentido ni orgullo.




Hoy sigues viva y estás muerta,
noche, no recuerdo en aquel horizonte
las hogueras en los huertos, ni las flores
abriéndose al hechizo del perfume
distraído en su piel distanciada.




Adiós cuento de hadas, así huiste,
tu madre hasta la una te dejaba,
siempre te arañaba unos minutos.




Y ahora que la vida sabe a nada
recuerdo ser tu sueño y te discuto
rondando el absoluto destierro
las ganas de besarnos y ser niños
y darnos la promesa de querernos
sin miedo a abrazarnos desde lejos
y ganas de esperarnos infinitas.




Hoy cumple cien años tu olvido
el amor de dos niños un verano,
te engaño si te digo que pienso
arrepentirme de haber sido,
te invento si te pienso olvidando.