viernes, 19 de septiembre de 2008

SIN SENTIDO


Si ni siquiera puedo parar el vaivén de una rama
bailando al viento,
como voy a acertar en un corazón o a vivir
con las reglas de los seres humanos,
si me ahoga el recuerdo del último invierno
como voy a luchar contra otros demonios.


Sólo queda esperar que este nudo en el pecho
se disuelva con agua o las lágrimas vuelquen
la tristeza hacia fuera.
Ya no trato de entender como funcionan las cosas
voy a ahorrarme la sed descansando en ausencia
no doy para más y aún me queda futuro.


No es amargura, es la tristeza de no saber encajar
las piezas del puzzle,
de resbalar cuando vuelo,
de caer si me arrastro en profundos abismos
de donde vuelvo si vengo.


No tienen sentido las iglesias, los colegios,
no tienen sentido las palabras ni los hechos
no tiene sentido seguir vivo o estar muerto,
no tiene sentido.

martes, 2 de septiembre de 2008

DOS DÍAS EN LA PLAYA

Sospecho que se adelanta la mañana,
el epicentro de los días
rueda por cobardía
sobre otros cuerpos
en un cuarto sin ventanas,
lujuria pretenciosa.


Si pudiese demostrarte
señalando con el dedo
el color y sus contrastes
del ahora y su misterio,
si bastase una mirada
para vernos por adentro
ahorraría las palabras
que he pensado y que no tengo.


No he olvidado que me faltas
sino de seguir viviendo
sin ningún as en la manga,
y por mucho que me empeño
no me desata la cama.


Repito el día contento
porque quizás mañana
el prólogo del viento
recuerde que nos queremos.


Si a alguna hora se engaña,
si hay amor por silencio,
que más dará en cien años
cuando andemos muertos
los besos que no nos dimos
después de morir lo nuestro
porque al final esto se acaba
con la sonrisa del niño
que no entiende de futuro
porque comienza el principio
del cuento al amor más puro,
y lo demás son palabras
que he pensado y que no tengo.